Chicas, ¿alguna de ustedes me puede explicar por qué los jurados de “La Voz Argentina” nunca se cambian de ropa?

· Ni idea, pero tenés razón, ahora que lo pienso. Siempre con la misma pilcha. Raro, ¿no?

· ¿Los hermanitos Montaner son mellizos?

· No. ¿Vos los ves parecidos?

· Igualitos. ¿Se enteraron lo que hizo el cuñado de Mau y Ricky?

· No lo digas que vomito.

· ¡Ay, sí, Vivi! ¡No me dejes con la intriga! ¿Qué hizo el dorima de Evaluna?

· Nació su bebé, Indigo, y él se morfó la placenta.

· ¡Requetepuaj! ¿Así nomás se la manducó?

· No. La cocinó al vapor, la deshidrató, y la convirtió en pastillas, grajeas o cápsulas.

· ¡Qué asquete! ¡Una cochinada! ¿También se mandó al buche el meconio?

· ¿Qué es eso?

· ¿Cómo qué es? La primera caquita del bebé. Muy chirle.

· No sé si los habrá mezclado.

· Para mí que lo quiso copiar a Tom Cruise, ¿se acuerdan?

· ¡Sí! Cuando estaba casado con Katie Holmes. Pero él se comió la placenta cruda, sin pasar por la vaporiera. Y creo que también se morfó el cordón. Todo muy nutritivo, dijo.

· ¿Habrá hecho una promesa?

· Puede ser. Era fanático de la Cienciología, una religión muy popular entre las “celebrities”.

· Yo lo escuché decir una boludez de aquellas: que las mujeres no deben gritar cuando están pariendo. ¡Cómo se ve que no pasó por ese trance!

· Mirá, Eli, estoy convencida que si le tocara parir a los hombres, la humanidad se habría extinguido hace rato, por lo cagones que son. Cero umbral de dolor los chabones.

· En la ficción se romantizan los partos, todo bien edulcorado y almibarado, pero quienes pasamos por eso sabemos en carne propia de qué se trata.

· ¡Qué lindo sería tener un cierre relámpago que te agilice el trámite!

· ¿Se enteraron que “El Hotel de los Ilustres Desconocidos”, ese bodrio inmirable, va a tener una segunda temporada?

· ¿En serio? ¡No te puedo creer! Es todo lo que está mal ese programa.

· Pero mide bien. El rating lo acompaña. A la gente le gusta el morbo de las peleas, las traiciones, las buchoneadas, las trastadas. Todos los trapos sucios bien a la vista.

· Y se viene otro “reality”. “Survivor” se llama, parecido a “Expedición Robinson”, el que conducía Julián Weich.

· ¿Y quién va a ser el conductor?

· Marley, obvio.

· ¿No tendría que darnos un respiro, che? Hay gente que debería tomarse un par de años sabáticos y dejar la tele un tiempito. Saturan la pantalla. Iudica, Listorti, el papi de Mirko, todas figuritas repetidas que no dan lugar a gente nueva. Total, ya la juntaron con pala.

· Los políticos también son figuritas repetidas. Ahora reapareció “el Pichichi”. Y en cualquier momento los tenemos de vuelta al cabezón de San Vicente y a su Señora. Manzanera, dos de los vacunados Vip, a no olvidarlo. Colados y a domicilio, que no es poco.

· ¿Y a quién le regalará el Presi la Embajada en Brasil, hasta ahora del Pichichi? Porque vieron que cuando se echa a un funcionario, se le da una embajada o un Consulado de premio consuelo al desplazado.

· Quién sabe. El último echado fue el gran amigo de Alberto, que denunció irregularidades alrededor del gasoducto, sólo que al día siguiente se arrepintió y borró con el codo lo que había escrito con la mano. Buen negocio la política. Siempre caen parados.

· ¿Saben quién les pasa el trapo a estos tipejos y por quien hoy deberíamos brindar? Por Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano. Un verdadero patriota. ¡Chin, chin!

Diario El Día de La Plata, 19 de junio 2022

Deja una respuesta