• Chicas, estaba pensando … ¿y si armamos un partido?
  • ¿De fútbol, Nilda? No me dan las rodillas. Me descadero. No estoy en forma.
  • ¡No, nena! ¡Político digo! Ya que nadie nos conforma, podemos ser una opción.
  • ¿Y quién nos juna?
  • Hay muchos “outsiders”, Beba. No seríamos las únicas ni las primeras.
  • ¿Out qué? No hables en lenguas, por el amor de Dios.
  • Gente de otro palo.  De la forrándula. Cinthia Fernández, por ejemplo. Brian Lanzelotta, ex Gran Hermano. El Dipy. El Conejo Tarantini…
  • Pero son famosos, Nilda.  Nosotras somos ilustres desconocidas.
  • Pero no estamos quemadas, como muchos de los muertos vivos que se presentan en las PASO; personajes que no resisten un solo archivo. Somos inmaculadas y virginales.
  • Buá … ponéle. Igual, amiga, no hay tiempo para hacer campaña. Tal vez para las posta, dentro de 2 años, si es que seguimos vivas.
  • Con una mano en el corazón, díganme si alguna de ustedes participó de la festichola en Olivos.  Vos, Zule, ¿no tenés nada que ver con el catering o el cotillón del cumple de Fabiola?
  • ¿Cómo se te ocurre? En julio del año pasado, ni asomé la nariz. Mi cumple fue un bajón: por zoom, soplando una velita vieja clavada en un alfajor Jorgito. Ni un regalo ligué.
  • A esa gente la mandás a espiar y mueve la ligustrina, che. ¿Para qué sacaron fotos?
  • Fotos y videos. Será porque creen que están más allá del bien y del mal. Intocables.
  • ¿Será cierto lo del embarazo de la Primera Dama?
  • ¿Cristina?!!! ¡No te puedo creer! ¡No sabía nada!
  • ¡No, bolú! ¡Fabiola! La pareja de Alberto.
  • ¡Qué casualidad! Buen golpe de efecto para contrarrestar la bronca, ¿no?
  • Somos fáciles. Nos entretienen y distraen con lukivenga. Cualquier bondi nos deja bien.
  • Y, sí.  Un bebé rinde políticamente. Enternece.
  • ¿Se vendrá la Baby Shower en Olivos?
  • No creo. Ahora tienen que hacer letra gótica. Ya derraparon demasiado.
  • Les picaron el boleto, diría Alberto.
  • ¿Qué quiere decir eso?
  • ¡Vamos! No te hagas la pendeja, Zule. Nosotras no nacimos con la “Sube”. ¿O acaso no te acordás cuando subían los inspectores al colectivo o al tren, y te marcaban el pasaje?
  • Muy vintage. Si Alberto les hablaba a los jóvenes, nadie entendió ni jota. Tiene que aggiornar su lenguaje.
  • No es la primera. ¿No lo escucharon cuando dijo: “Es muy probable que hayamos cometido errores, pero fueron errores, no pillerías”. ¡Pillerías mandó!
  • Una pillería es una travesura. Y lo de Olivos no fue una simple travesura. Demasiado indulgente consigo mismo. Le bajó el precio a la violación de su propio DNU, me parece.
  • Lógico. No se va a mandar en cana.
  • Pero mandó en cana a la mujer. No es de caballero.
  • Y menos conociendo su estado. Fea la actitud.
  • La incógnita es saber quién filtró las fotos y los videos. Conviven con el enemigo.
  • ¿El peluquero? ¿El colorista? ¿La maquilladora?¿La novia del chino?
  • Parece una novela de Agatha Christie. El único que zafa es Dylan. Libre de toda sospecha.
  • Lo que les advierto, chicas, es que después de este zafarrancho, a mí no me encierran más. ¡Chin, chin!