Escrita por Alfredo Allende, dirigida por Alberto Lecchi y producida por Damián Sequeira.

Una pareja con muchos años de matrimonio a cuestas, llega a su ansiado final y decide celebrarlo a todo trapo con una gran fiesta de divorcio. Para eso contratan a un “divorce-planner” y arman una lista imposible de invitados: el sacerdote que los casó, los abogados de ambos esposos, los detectives privados del pasado, los amantes de cada uno y los bomberos que alguna vez debieron controlar las llamas de tanta pasión.

Amor y hastío, verdad y mentira, cordura y locura, guerra y paz, inevitablemente son las caras de una misma moneda: el matrimonio.

En esta comedia, como en la vida, la felicidad conyugal parece estar al alcance de la mano. Sin embargo, la receta permanece bien escondida. Coraje, habrá que seguir buscando… ¡Nos vemos en la fiesta!

Deja una respuesta