• Amigas, tengo dos noticias, una buena y otra mala. ¿Con cuál empiezo? 
  • ¡La buena, Rosi! 
  • GH llega a su fin. 
  • ¡Braaaavooooo! ¿Y la mala? 
  • Ya se abrió la inscripción para GH 2025. 
  • ¡Noooooooooo! ¿Otro más?!   
  • ¿Qué dicen? ¿Nos anotamos?  
  • ¿Te volviste loca? 
  • Es un pasaporte al éxito inmediato, ganes o no ganes. 
  • No te entiendo. 
  • ¿Vieron Virginia, la platense? Ya ligó un papel importante en “Legalmente Rubia”, reemplazando a Costa. Y eso que había sido eliminada del reality. 
  • Yo la vi a Furia en el Circo Rodas. 
  • ¿En una jaula, cual fiera salvaje? 
  • ¡No! Suelta, cual “celebrity”. 
  • Chicas, lo preocupante no es ese programa pedorro, sino los millones de argentinos que lo miran  y hasta votan. La culpa no es del chancho, ¿capito? 
  • Por suerte prontito empiezan los Juegos Olímpicos. Vale la pena verlos. 
  • ¡Pobres atletas! ¡Otra vez las camas anti-sexo! 
  • ¿De qué estás hablando, Leti? 
  • ¿No se enteraron? En la Villa Olímpica ya instalaron 16.000 camas de cartón “París 2024” para que los deportistas duerman y no hagan la chanchada. 
  • ¿Es una joda? 
  • ¡No! ¡Es posta! Si tienen sexo no rinden, se quedan sin piernas, flojitos. 
  • Pero si las camas son de cartón, se pueden estrolar contra el piso. 
  • ¡No! Soportan hasta 200 kilos. Están recontra probadas. 
  • Yo no quiero ser metepúa, pero la chanchada no sólo se hace en la catrera.  
  • ¿Otra vez nos vas a contar lo de tu affaire en el Fiat 600, Leti? Incomprobable. 
  • Con el estado físico y la flexibilidad que tienen esos atletas de elite, se las pueden ingeniar para encontrar otras maneras y otros lugares. 
  • ¿Pero no pueden estar sin sexo unos días, mientras dure la competencia? Sin ir más lejos, nosotras hace años que no le vemos la cara a Dios, y sin embargo estamos vivitas y coleando. 
  • Vivitas, puede ser. Coleando, lo dudo. 
  • El sexo está sobrevaluado, amiga. 
  • Cada vez que salís con ésa, me acuerdo de la fábula de Esopo. 
  • ¿Cuál? 
  • La Zorra y las Uvas. 
  • ¿Me la recordás? 
  • Una zorra intenta comer uvas, pero no puede alcanzarlas. Entonces, en lugar de admitir su derrota, las desprecia diciendo: “Están agrias, no están maduras”. 
  • ¡Que no decaiga, chicas! Nosotras no somos sexagenarias, sino sexalescentes. Marcamos tendencia. Estamos viviendo nuestra segunda adolescencia. Estamos sanas, tenemos proyectos, sueños, nos seguimos juntando, y ya cumplimos con todos los mandatos de nuestra generación con creces.  
  • ¡Cierto, Rosi! ¡Brindemos por eso! ¡Chin, chin! 
  • Diario El Día de La Plata, After Office, 7/07/2024

Deja una respuesta