• Chicas, ¿cómo se llevan con sus nueras y yernos?
  • Yo mejor que con mis hijas e hijos. Tuve suerte. ¿Por?
  • Por lo que dijo el Papa.
  • ¿Me estás jodiendo?
  • ¡No! ¡Posta! Dijo que las suegras tienen mala fama, a veces bien ganada.
  • Eso es cierto. Hay miles de dichos que las, bah, que NOS, difaman. “Dichoso Adán, que no tuvo suegra.” “Dios creó a la suegra porque el Diablo no puede estar en todas partes”.
  • Tengo más: “Suegra abogado y doctor, cuanto más lejos mejor.” “Suegra, nuera y yerno, la antesala del infierno”.
  • Digo, yo, ¿no tiene asuntos más importantes que atender el Sumo Pontífice? ¿Se enteró que hay una guerra? Que yo sepa, está haciendo poco y nada al respecto, ¿o no?
  • No sólo eso, Elsita. ¿Se enteraron de la denuncia por violencia de género que hicieron unas monjas carmelitas contra el arzopispo de Salta, Mario Cargnello? “Hostigamiento de vieja data; un estado de sufrimiento mantenido en el tiempo desde 1999”. Y el Papa, ni mu. Se entretiene chismorreando sobre suegras y nueras. Poco serio, Bergoglio …
  • Así estamos, Patri. Sin líderes ni modelos a seguir. Ni políticos, ni religiosos. Acéfalos.
  • El que la está pegando es Elon Musk. Está comprando el planeta entero ese chabón.
  • ¿No querrá invertir aquí? Nos podría dar una manito …
  • Algo hizo ya. Registró la empresa de Internet Satelital “Starlink” en estos pagos.
  • Ya nos vamos a encargar de fundirla. Porque nuestros gobernantes son expertos en eso, ¿vieron? Como Othar, el caballo de Atila.
  • Seré curiosa, ¿de ahí viene “otarios”?
  • ¡No, bruta! Se decía que por donde pasaba Othar, no crecía más el pasto.
  • ¿Ves que tengo razón, entonces? Hace décadas que dejan tierra arrasada. Vamos en caída libre, gracias a la clase dirigente berreta que Dios nos dio.
  • ¡No lo metas a Dios en este bolonqui! Él no tiene la culpa. Los parimos nosotros mismos. No vienen de otra galaxia, Elsi.
  • ¡Qué lo parió, che! ¿Y si le mangueamos a Elon una de sus naves espaciales y los muda a otro planeta?  
  • Aparecerán otros. Son plaga. Se reproducen y se multiplican a una velocidad pasmosa.
  • Yo tengo una duda existencial. Lo de Milei, ¿es peluca?
  • A mí me preocupa más lo que tiene adentro del marote que lo de afuera. Sobreactúa demasiado ese muchacho. Se le vuelan todos los patos, que no parecen estar en fila.
  • ¡Ya se están probando la ropa del difunto, y todavía falta una eternidad para el 2023!
  • Peleas de cartel como en las marquesinas de los teatros. Vergüencita dan. Todos.
  • Otras que me rompen las que no tengo son las minas que acusan a otras minas de “roba maridos”. Hay una campaña anti cuernos feroz. La sororidad ya fue, parece.
  • Ahora la ligó Tini, como la China antes. Son tan pero tan lindas esas minas, que las critican de pura y amarilla envidia.
  • Hablando de la forrándula, ¿será cierto que Chupín Doman se separó otra vez?
  • No tiene paz ese muchacho. “Momento D”, se llama su programa. “D” de divorcio.
  • ¿Y ya clausuraron el “Hotel de los Ignotos”?
  • El Show del Bullying, debería llamarse. Al nuevo, un tal Locho, lo tienen de esclavito. Un maltrato de aquellos. Inconcebible semejante basureo televisivo. El canal de solcito se está nublando …
  • Esos “realities” son puro circo romano. Empiezan a los besos y abrazos y a los pocos días se quieren exterminar con tal de llegar primeros y cazar unos mangos.
  • No quisiera deprimirlas, pero ¿se dan cuenta que ya estamos en mayo? Yo que ustedes empiezo a ahorrar para el pan dulce y el vitel toné de diciembre.  
  • Antes, hay que pasar el invierno, como dijo el Chancho Alsogaray.
  • ¿Te acordás? Ése hoy sería culo y calzón con el exaltado Milei. ¡Chin, chin!

Deja una respuesta